8.9.06

En camino...

Leyendo sobre el tema de la locura descubrí una práctica en el pasado muy pintoresca: pensaban que la locura era producida por una piedra en el cerebro y que la sanación dependía de que el enfermo se sometiera a una operación en donde la piedra era extirpada (para más información ver: idd0073h.eresmas.net/.../artic10/artic10_1.html.). Esta historia en la que, nuevamente, la realidad supera a la ficción, motivó dos líneas que quisiera proponer como el comienzo de este ejercicio:

Para extirparla, dime dónde, ¡oh! locura, está tu piedra

¿en la pulpa de tu cerebro, en el bulbo de tu corazón?
(Qymera)
¿Dónde guardas el guijarro que vulnera a la cordura?
¿y dónde tu piedra mas preciosa, la joya del Amor?
(Crónicas en Hi Fi)
Tal vez en los versos de algún vencido poeta
aplicando el papel de su poema como arma de suicidio.
(Noa)
O quizás te encuentres a los pies de tu Musa, no me mueres, ni me vivo
con aquella arma muy presta para dispararte, estas letras de amor,
(Carlos Luna)
que no son sino la tensa espoleta que conduce mi presidio
por la progresiva y angosta enajenación
(Rafael P.Q.)
Desde dónde viaja éste lamento herido
junto con la sentencia de aquel amor vencido por la sinrazón...
(Cieloazzul)
Oh locura!, te he bebido como la ambrosía vertida en la seguridad de lo exacto y el dolor de lo imperfecto, santa enfermedad que calma el dolor de vivir…
(Amapola)
Más tú, cruel y ufana, recorres mis adentros como huracán que destruye lo que a su paso encuentra. Sin embargo, no me quejo, pues si he de morir, moriré de ti.
(Kat)
Y si he de vivir, viviré enamorado... dulce y eternamente enamorado
cautivo, en la locura tibia y transparente que habita en los misterios de la mente
(Rodolfo N.)
La reconozco. Me alborota los sentidos, tintineando insistente como bronce que derrite mi equilibrio. Ay, locura mía.
(Dilaca)
¡Y eres tú locura mía!, quien me desnuda en este mundo de azares llegándote a ser cordura peregrina y arrogante, y es en mi mente exultante que asciendes en verticales...
(Glauca)
Mejor así que no la vea, déjala que está dormida ssshhhh que la locura brota si estás en vida como invasores con la llave confundida (un día te di la mía) Bendita la hora.
(Rebel)
Pues he descubierto en unos ojos la locura arrasadora de perderse en el albasin que tenga que ofrecerme a la realidad absurda que ya no siento
(Oceanida)
Delira la Locura en su catarsis y prodigiosas obras crea, qué importa si de mármol o piedra, si de oro sangra su huella, cuando rescata al herido.
(Lila Magritte)
Venga tu dádiva, que llegue entre tus pasos de espejo, muévete en vals al són de mis arpas delirantes.
(Cicindela Zida'ya)
Locura, todos danzamos, todos somos versos que en ti buscan la verdad que nadie entiende.
(Amor)
...pero tras esa verdad... ¿dónde estás realmente locura? ¿en la mente de los cuerdos o en la irrealidad de los enamorados?
(La inocencia perdida)
¿o en el devenir absurdo de góndolas azules por mares púrpura o cuando un canto de ángeles le da el golpe de gracia al corazón, sin arrepentimiento?
(Paulina y Marco)
Verdad de los cuerdos que no acuerdan con la norma. Pués, sabes, la orma suele ser limitadora.
(Natán)
Y las piedras, simples guijarros que no saben de normas,se esconden entre los pétalos marchitos de nuestro corazón.
(Alma Mía)

6.9.06

Instrucciones del Tren de Poesía


Queridos amigos, ya estamos listos para comenzar este segundo viaje del Tren de Poesía. Como dijimos, en esta ocasión el tema será la locura y la rima será libre. A cada participante le tocará escribir dos líneas del poema colectivo siguiendo el orden de la lista. Una vez que el participante añada sus dos líneas al poema en curso lo publicará en su blog e incluirá la dirección del blog del Tren de Poesía: http://trendepoesia.blogspot.com; para que quienes quieran seguir de cerca el desarrollo del poema puedan hacerlo.
Website Counter
Hallmark Flowers .